Rif: J-31650100-0
Nosotros
Información General
Estados
Seciones Varias
Otros
Denuncias
 
   
 
 
 
¿Qué opinará el Ministro de Educación Adán Chávez de esto?: Nuevas irregularidades y delitos cometidos en instituciones educativas públicas del estado Anzoátegui

Liceo Bolivariano Augusto D' Aubeterre (Boca de Uchire)

Por orden del Director de la institución, Oswaldo Velásquez, los profesores obligan a los estudiantes a recolectar latas de aluminio y a aquel que no lo haga le disminuyen la calificación en una asignatura. El costo del paquete para gradación está por el orden de los 100 mil bolívares. En esta institución no imparten educación física. Cobran 1000 bolívares por los boletines de calificaciones. A los estudiantes del último año de bachillerato los obligan a hacer rifas y les exigen 43 mil bolívares para un supuesto proyecto.
La deserción escolar en esta institución es evidente, debido a las constantes contribuciones que deben realizar los estudiantes, mayoritariamente de origen muy humilde. Los baños del colegio están bastante deteriorados.

Unidad Educativa José Mata Medina (Caigua)

En este colegio son cobrados 1000 bolívares por el boletín de calificaciones. Realizan rifas obligatorias para los estudiantes. En el preescolar cobran 3 mil bolívares semanales a cada estudiante para supuestamente comprar botellones de agua. Además de esto exigen muchas otras contribuciones. Ello ha ocasionado que muchos padres y representantes dejen de enviar a los niños y niñas a la institución por no poder dar los aportes solicitados.

Liceo Bolivariano El Pilar (El Pilar)

La Directora Beatriz Benitez solicitó 5 mil bolívares a cada estudiante para la compra de un ventilador y al parecer se desconoce el paradero del ventilador o en su defecto, del dinero recaudado. Algo similar ocurría con la reparación de un autobús perteneciente a la institución. Son continuas las contribuciones que deben efectuar los estudiantes para la celebración de fiestas y reuniones.

Unidad Educativa Juan de Urpín (Valle de Guanape)

Posee un centro de informática y telemática donado por el gobierno nacional, al cual la Directora del colegio, Yaneth Goznález, le habría colocado su nombre y le estaría cobrando a los estudiantes por la utilización de los equipos de informática. Por otra parte, en esta institución no se cumpliría la disposición legal en materia de educación que establece que aquellas evaluaciones en las que haya un alto porcentaje de estudiantes reprobados deben volver aplicarse. En este colegio también obligan a los estudiantes a vender rifas, en las cuales por lo general se desaparece el dinero y nunca se dan a conocer los ganadores de las mismas. La mayoría de las personas que imparten clases en la referida institución apenas son bachilleres. Presuntamente en el Juan De Urpín también estaría dando clases una profesora quien es Directora en otro colegio (posee doble cargo). También, presuntamente, Rafael León, Norelkis León, Maritza Reyes y Adrián Barrios, faltan a sus horarios convenidos de clases, sin razón que lo justifique y la Directora no hace los correctivos correspondientes, ya que estos son amigos muy allegados a ella. A las promociones de estudiantes de 6to grado les estarían exigiendo, supuestamente, para pasar de grado la compra de un video beam.